El resfriado

El resfriado es una enfermedad infecciosa viral leve de la nariz, la garganta y el sistema respiratorio superior. Sus principales síntomas son dolor de cabeza, secreción nasal, goteo nasal, nariz taponada, estornudos, ojos llorosos, picor o dolor en la garganta, tos, cefalea y una sensación de malestar general.

Es una de las enfermedades más comunes y normalmente dura entre 3 y 10 días. Al ser una infección viral, no existe un tratamiento específico más allá del tratamiento de sus síntomas.

Consejos

Puesto que los resfriados son una enfermedad infecciosa vírica y se cogen por contagio, podemos prevenir su aparición. Para ello es recomendable:

. Mantener una buena higiene de las manos. El contacto de las manos con la boca, la nariz o los ojos son una de las formas más habituales de contagio.

. Llevar una alimentación equilibrada para mantener el sistema inmune en buen estado y que sea capaz de combatir a los microorganismos.

. Vestirse adecuadamente. Conviene no pasar frío y sobre todo protegerse la garganta, la cabeza y los pies.

. Ventilar bien las habitaciones para evitar la concentración de microorganismos.

. Incrementar la humedad en el aire con un vaporizador o humidificador. Un ambiente reseco en las mucosas respiratorias favorece el desarrollo de microorganismos.

Cuando empieces a notar síntomas de resfriado, debes descansar en la cama un par de días hasta recobrar las fuerzas.

Remedios

Para aliviar la congestión nasal puedes utilizar descongestionantes nasales.Además, los siguientes consejos pueden ser de gran utilidad para facilitar la eliminación de la mucosidad, aliviar los síntomas y acortar la duración del resfriado:

. Descansar y cuidarse (evitar el frío, ir en moto, salir de noche).

. No fumar. Este es un gran momento para dejar de fumar.

. Beber a menudo agua e infusiones (alivian el dolor de garganta y la tos seca). No beber alcohol.

. Hacer vahos con vapor de agua. Ayudan a reblandecer los mocos.

. Para la irritación de garganta, chupar caramelos sin azúcar.

. Evitar toser y carraspear si no es para sacar mocos, porque al toser se rasca la garganta y puede aumentar la irritación y la tos.

Fuente

Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. Enfermedades de la cara-nariz-boca-garganta-oídos [Internet]. 2013. Disponible en: https://www.semfyc.es/wp-content/uploads/2016/07/02_01.pdf