Las alergias

Las alergias son un trastorno que afecta al 20% de la población adulta, más de 6 millones de personas en España. Son una reacción del sistema inmune al ponerse en contacto con un alergeno (partícula o sustancia a la que se es intolerante).

Las alergias se manifiestan con mayor frecuencia durante el otoño y la primavera asociadas al polen, malezas y árboles (desencadenando rinitis alérgicas estacionales). Pero pueden producirse también durante el resto del año (ocasionando rinitis alérgicas perennes) por el contacto con polvo, epitelios de animales, plumas, etc.

Rinitis alérgica
La rinitis alérgica es una inflamación de la mucosa nasal asociada al polen de la primavera o bien a agentes externos como los ácaros, el polvo o el pelo de animales. Sus principales síntomas son el picor de nariz y ojos, el goteo nasal, la nariz taponada y los estornudos frecuentes.
Consejos

Para evitar la rinitis alérgica es aconsejable seguir los siguientes consejos:

. Evitar salir a la calle en épocas de polinización entre las 5h y las 10h (horas de mayor grado de emisión de pólenes al aire) y entre las 19h y las 22h (horas de descenso del polen desde lo alto de la atmósfera al enfriarse).

. Cerrar las ventanillas al viajar en coche.

. No permanecer en sitios cerrados.

. Usar aire condicionado con filtro.

. Cerrar las ventanas durante las horas de sueño.

. Pulverizar agua con frecuencia para arrastrar el polen al suelo.

. Limpiar más intensamente la casa.

. Ventilar la casa durante el período de vacaciones.

. Eliminar las plantas del hogar.

. Realizar una ingesta de líquidos adecuada.

. Practicar ejercicio físico porque favorece la vasoconstricción.

. Evitar productos irritantes (humo, gasolina, tintes, pinturas, etc.)

Remedios

En general, el tratamiento de la rinitis alérgica se basa en el uso de descongestivos y antihistamínicos. No obstante, los siguientes consejos pueden ser de utilidad:

  • Evitar la exposición a alérgenos y contaminantes. Los profesionales sanitarios recomiendan identificar cuanto antes los desencadenantes de la rinitis para que el paciente pueda evitar la exposición y minimizar el número de episodios.1
  • Esencia de árbol del té. El aceite esencial del árbol del té tiene propiedades expectorantes y fluidificantes. Realizar inhalaciones del aceite esencial puede ayudar a mejorar los síntomas de la congestión nasal.2
  • Extractos de ortiga y tusílago. Las infusiones y los extractos de estas dos plantas han demostrado su eficacia tanto en el alivio sintomático como en la prevención de la rinitis alérgica.3,4 Para una correcta utilización es recomendable consultar al farmacéutico.
  • Puedes utilizar Utabon Complex para aliviar los síntomas asociados a la rinitis alérgica.

Referencias

(1) Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. Rinitis Alérgica. Recomendaciones y algoritmos de práctica clínica http://www.seaic.org/wp-content/plugins/download-monitor/download.php?id=SEAIC-Guia-RINITIS.pdf.
(2) Ferrara, L. J. Pharm. 2016, 6 (1), 6–11.
(3) Ulbricht, C. Altern. Complement. Ther. 2011, 17 (5), 287–293.
(4) Guo, R.; Pittler, M. H.; Ernst, E. Ann. Allergy. Asthma Immunol. 2007, 99 (6), 483–495.